viernes, 23 de septiembre de 2016

Datos económicos favorables para las profesiones


Acaba una semana que ha sido especialmente pródiga en publicación de datos económicos y, en detalle, relacionados con las profesiones. Así, se ha podido corroborar de nuevo la razonable y positiva salud con la que cuentan en materia de empleo, facturación y competitividad internacional. 


Motor de crecimiento en la UE según el Banco Central Europeo 
La máxima autoridad bancaria europea publicaba ayer su sexto boletín económico de este año. En él, señala que el crecimiento del empleo en la eurozona ha sido más intenso de lo previsto desde el año 2013 y destaca a España y Alemania por sus reformas en el mercado laboral. El análisis del documento también arroja una imagen positiva para las actividades profesionales, científicas y técnicas. En concreto, apunta que son la rama de servicios que más empleo ha creado desde el año 2013 seguida muy de cerca por los servicios públicos, donde se recogerían una parte de las actividades sanitarias y servicios sociales. Asimismo, sitúa a las profesiones como una de las que mayor valor añadido bruto ha generado en el mismo periodo (pág. 61 del bolétin). En esta línea, destaca a los servicios profesionales junto con el transporte como dos de los subsectores de servicios que más han contribuido a la recuperación económica. (pág. 61 y 62) 

Mayor competitividad internacional 
Por su parte, conocíamos la Encuesta de comercio internacional de servicios del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al segundo trimestre del año. La nota más significativa se desprende de la desagregación en las exportaciones. Así, los servicios empresariales, en los que se incluyen algunos de los profesionales, fueron la rama de servicios que más exportó en volumen de millones de euros, concretamente, 4.937,1 lo que ha supuesto un 32,3% del total exportado en servicios. Además, ha conllevado un incremento del 9,1% anual, una variación superior al 6,5% del conjunto del sector exportador de los servicios. Por tanto, hablamos de un buen indicador en términos de competitividad para las profesiones.

La facturación y el empleo siguen a buen ritmo 
Por otro lado, también en clave nacional eran publicados los indicadores de actividad del sector servicios (IASS) con los datos de julio por el INE. En ellos, volvió a observarse el buen comportamiento agregado, a pesar de no ser homogéneo entre las categorías contempladas, en facturación y empleo de las actividades profesionales, científicas y técnicas. De este modo, por octavo mes consecutivo han mostrado un ritmo de facturación anual superior al del conjunto del sector servicios, en esta ocasión, con un 3% anual. En cuanto al empleo, registraron un crecimiento en sintonía con los tres meses precedentes por encima del 1,6% anual. Una cadencia superior a la de inicio del año.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Dos estudios de esencia colegial para afrontar el nuevo curso

La vuelta de septiembre siempre es compleja. Más, si el periodo de canícula parece haber querido extenderse y acompañarnos por unos días. Ocurre que simultáneamente y, con visos de perdurar más, tampoco es más baja la temperatura en el panorama político, económico y social, sino todo lo contrario. 

A la espera de formar gobierno después de casi un año, que podría costar siete décimas de menor crecimiento entre 2016 y 2017 según el BBVA, persiste el apremio a impulsar una serie de medidas. Para Bruselas o como apuntaba recientemente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) realizar una reforma de los servicios profesionales se mantiene como una prioridad. Otro de los asuntos que Unión Profesional sigue con particular interés en la medida que pueda afectar a las profesiones es la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, en inglés). En un periodo clave para su posible aprobación, cada vez más son las voces, con Francia y Alemania a la cabeza que se resisten a continuar con las conversaciones.

Por todo ello y más, con el ánimo de seguir fortaleciendo la esencia colegial y cubrirse ante posibles eventualidades, Unión Profesional continúa su labor de desarrollo de estudios de carácter multidisciplinar. Concretamente, en esta ocasión nos centramos en los dos más recientes presentados:


Su finalidad consiste en trasladar la importancia que supondría para las organizaciones colegiales introducir de manera integrada en su funcionamiento la gerencia de riesgos inherentes al conjunto de su actividad. Propone un modelo basado en la filosofía de engranaje del compliance o cumplimiento normativo y la resiliencia cuya gestión estaría condicionada por la identificación previa del mapa de riesgos con sus posteriores cambios, correcciones y adaptaciones, marcados por los resultados de la implementación del modelo. 

Particularmente, se presta especial atención a la responsabilidad penal atribuible a los colegios profesionales de acuerdo a la circular de la Fiscalía General del Estado de inicios de este año. A esto, se añade el análisis de otras normativas que podrían implicar multas, sanciones y expedientes sancionatorios si no se cumplen. Además, el informe va más allá y se detiene en otros riesgos de carácter estratégico y funcional conforme al origen y ámbito de donde emanen que también afectan a las corporaciones colegiales. 

El objetivo de este estudio es proporcionar a las entidades colegiales un conjunto de herramientas que conforman un Cuadro de Mando Integral (CMI), cuya finalidad es visibilizar aún más la labor y el valor de las corporaciones colegiales además de mejorar su capacidad de análisis de la gestión interna. Asimismo, persigue responder a las demandas de información de la sociedad sobre el desempeño de estas instituciones. 

Dicho CMI, se sustenta en cuatro pilares: calibración de la contribución funcional de los Consejos y Colegios de ámbito nacional en su red colegial; valoración de la producción de los bienes y servicios que generan; indicadores clave de desempeño (KPI) en materia de calidad, actividad, economía y gestión y, en recursos humanos; y la adaptación del fondo de comercio para los intangibles de la actividad colegial.

viernes, 22 de julio de 2016

Recomendaciones CEPLIS sobre TTIP: (6/6) Facilitar el acceso a la contratación pública de EE.UU. a las empresas de servicios profesionales europeas

Culminamos la serie de recomendaciones de CEPLIS acerca del TTIP con la última entrega dedicada a la materia de contratación pública. Uno de los asuntos en los que hay más diferencias y parece más difícil desbloquear entre los equipos negociadores a ambos lados del Atlántico.

Tanto es así, que fue abordado de nuevo en la última ronda, la 14ª, celebrada del 11 al 15 de julio dentro del primer pilar denominado acceso a mercados. De este modo, Ignacio García-Bercero, jefe negociador por la UE, señaló que «hemos empezado a consolidar nuestros respectivos textos», si bien, reconoció que es un capítulo de la negociación que se encuentra por detrás en comparación con otros en los que existe más consenso. ¿Cuáles son las estrategias de la UE y EE.UU.? ¿Dónde se encuentra el principal obstáculo? 

Una de las principales causas que explican la dificultad de acuerdo en este área se relaciona con el marco regulatorio americano y la posición contraria de EE.UU. a modificarlo. La conocida ley Buy American Act, establecida desde 1933, dispone que ciertas actividades o servicios, tales como el transporte público o la construcción, solo puedan ser producidos y suministrados por proveedores americanos. De mantenerse así, complicaría enormemente la entrada de empresas europeas en la participación de los concursos públicos de EE.UU. Una fórmula asimétrica, en tanto en cuanto, la UE sí permitiría el acceso de empresas americanas en los mercados de contratación pública europeos. Por tanto, esta situación, también perjudicaría a los profesionales y sus empresas que no podrían acceder con más facilidad al mercado estadounidense y se encontrarían con mayor competencia en los mercados de la UE. Un escenario de clara asimetría de competencia. 

Como ejemplo, si pensamos en empresas españolas o europeas de ingeniería o arquitectura se enfrentarían a una serie de fuertes restricciones para participar en los concursos públicos de EE.UU. Por el contrario, las empresas americanas dispondrían de mayor facilidad para acceder al mercado europeo, pudiendo incrementar fenómenos como las 'bajas temerarias', donde el criterio máximo a valorar para hacerse con el concurso público sería el precio más bajo dejando de lado parámetros como la necesaria calidad. 

Por todo ello, en consecuencia, desde el Consejo Europeo de Profesiones Liberales se realizó la siguiente recomendación: 

Lograr que EE.UU. permita en la misma medida que la UE el acceso a concursos públicos de empresas europeas. De esta manera, se alcanzaría la simetría de facilidad de participación en los concursos y licitaciones públicas de empresas, en este caso, particularmente de servicios profesionales de un lado y de otro del Atlántico.

jueves, 14 de julio de 2016

Recomendaciones CEPLIS sobre TTIP: (5/6) Apartar de la negociación aquellos servicios financiados con presupuesto público

En esta quinta entrega que realizamos sobre las recomendaciones de CEPLIS acerca del TTIP se aborda otro de los asuntos más sensibles también presentes desde el inicio de las negociaciones como es el encaje o no de los servicios públicos en el acuerdo comercial transatlántico. Materia que es tratada en esta semana del 11 al 15 de julio en la 14ª ronda negociadora entre la UE y EE.UU. que tiene lugar en Bruselas. El objetivo fundamental en este nuevo encuentro es un intercambio más intenso de textos a modo de borrador sobre los capítulos abiertos de la negociación y avanzar en los tres pilares establecidos: acceso a los mercados, cooperación regulatoria y normas de comercio. 

No obstante, esta semana Ecologistas en Acción daba a conocer una nueva filtración, esta vez, sobre el capítulo de energía, en el cual se revelan amenazas para el medioambiente —el desarrollo sostenible solo quedaría en un intercambio de buenas prácticas— y las energías renovables donde los gobiernos perderían capacidad regulatoria para fomentarlas. 

En cualquier caso, una vez hecho un breve repaso a la actualidad, nos centramos más detenidamente en las recomendaciones de CEPLIS sobre los servicios públicos.


1. Mantener la independencia de los gobiernos europeos en los servicios que provee

En definitiva, a pesar de que los jefes negociadores como Ignacio García-Bercero por la UE, o la comisaria de Comercio de la CE, Cecilia Malmström, han manifestado que los servicios públicos quedarían excluidos de la negociación, se pretende que este hecho sea ratificado y que la provisión de servicios con financiación pública como la sanidad, la educación y los servicios sociales en conjunto no sean objeto de la negociación. 


2. Contemplar escenarios donde los profesionales son proveedores de servicios públicos 

Asimismo, desde CEPLIS se advierte sobre los distintos escenarios que podrían afectar a los profesionales que son proveedores de servicios públicos: 
  • Dificultad en remunicipalizar servicios: la decisión de privatizar determinados servicios públicos por un gobierno implicaría una serie de dificultades con los intereses privados en materia de arbitraje si se pretendiera volver a remunicipalizar dichos servicios.  
  • Cambios en la gestión privada de centros sanitarios públicos: también habría que contemplar como afectarían cambios motivados por el TTIP a la gestión privada de centros sanitarios públicos, cuyo régimen mixto de gestión implica a profesionales de distintas áreas. 
  • Colaboración de entidades público-privada en un marco difuso: en aquellos centros sanitarios o de educación que están concertados con las administraciones públicas tampoco está clara de manera suficiente su exclusión de las negociaciones. 

jueves, 7 de julio de 2016

Recomendaciones CEPLIS sobre TTIP: (4/6) Dotar de mayor independencia y transparencia al mecanismo ICS. Anteriormente ISDS

Llegamos a la cuarta entrega sobre las recomendaciones de CEPLIS acerca del TTIP, y, en esta ocasión, se aborda uno de los asuntos que más polémica ha generado desde el comienzo de las negociaciones y, que aún no está ni mucho menos resuelto. Se trata del capítulo de los tribunales de arbitraje para protección de inversiones que se dirime entre inversores y Estados.

En este sentido, allá por 2013, el TTIP partió entre sus premisas con el denominado Investor-state dispute settlement (ISDS). Una herramienta ya instaurada en otros acuerdos comerciales internacionales que ha generado numerosos daños a diversos Estados como Uruguay que al proteger con medidas la salud de los no fumadores fue demandada por Philipp Morris exigiéndole 2.000 millones de dólares de indemnización

La polémica y rechazo desde diversos ámbitos de la sociedad civil y sectores a incluir este mecanismo en la redacción final del TTIP, llevó a la comisaria de Comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmström, a presentar en septiembre del 2015 una propuesta no formal sobre dicho instrumento que desde entonces es conocido Investment Court System (ICS). En el borrador este tribunal de arbitraje internacional estaría conformado por dos salas, una de primera instancia y otra de apelaciones y su configuración contaría con 15 miembros nombrados públicamente de los cuales, 5 serían ciudadanos de la UE, 5 de los EE.UU. y el resto de terceros países. No obstante, los jueces designados no serían necesariamente jueces de carrera. 


Por ello, una vez hecho este repaso a la situación sobre este polémico asunto, las recomendaciones de CEPLIS se centraron en las siguientes cuestiones: 

1. Profesionalizar el mecanismo de Investment Court System (ICS) 

En primer lugar, se demanda que los árbitros que designados para componer el tribunal fueran realmente jueces de carrera y, por tanto, no tuvieran ninguna conexión con el sector privado. De esta manera se ganaría en mayor independencia y transparencia. 

2. Atención sobre los profesionales y el ICS 

Se alude también a que deberían contemplarse como abordar escenarios tales como aquellos en los que los profesionales se establezcan inversión empresarial en terreno americano o europeo. Estas situaciones podrían dar lugar a que algún profesional demandará a un Estados si considera que éstos, con sus regulaciones, les afectan su beneficios presentes y futuros. Así, si el profesional pierde la demanda, tendría que indemnizar al Estado o viceversa. 

3. Permitir que los Estados también puedan demandar en el ICS 

Por último, se propone que los gobiernos de los estados miembros de la UE tengan también la posibilidad de imponer demandas en el tribunal ya que según la redacción actual de las propuestas que se manejan, solo pueden hacerlo los inversores.

jueves, 30 de junio de 2016

Recomendaciones CEPLIS sobre TTIP: (3) Mayor papel para las organizaciones colegiales en las negociaciones

En esta tercera entrega sobre las recomendaciones de CEPLIS acerca del TTIP, nos centramos en el eje que debería engranar las negociaciones: un proceso de interlocución activo vertical entre las profesiones y las autoridades; y horizontal, entre las propias organizaciones de profesiones a ambos lados del Atlántico.

Todo ello, en un escenario como el actual en el que no perdemos de vista la actualidad en relación al impacto sobre las negociaciones que puede suponer el Brexit.

En este sentido, Francia ya ha manifestado aún más sus reticencias a continuar con las conversaciones, mientras que la comisaria de Comercio de la Comisión Europea, Cecilia Malmström, viajaba el 28 de junio a EE.UU. para impulsar el TTIP.


1. Establecer un canal de interlocución de las profesiones con las instituciones europeas y americanas

Es conocido que una gran variedad de sectores de la economía tienen canales de comunicación más directos con los responsables de las negociaciones en los acuerdos comerciales y ejercen una presión para conseguir sus intereses. Para las organizaciones colegiales europeas no tendría que ser necesario ni siquiera ejercer funciones de lobby para trasladar su visión y preocupaciones. Por ejemplo, su particular régimen de corporaciones de derecho público en España reconocidas por la constitución debería situar al conjunto de los colegios profesionales como un interlocutor válido en las conversaciones de un acuerdo comercial donde las profesiones suponen alrededor de un 10% del PIB de media en la Unión Europea. 

Por ello, se pretende que la comunicación sea más bidireccional durante el transcurso de las negociaciones y, posteriormente, una vez se firme el acuerdo.


2. Fomentar un mayor diálogo entre las profesiones a ambos lados del Atlántico

Asimismo, en relación con el punto anterior, si se establece adecuadamente un canal de interlocución activo vertical entre las organizaciones colegiales europeas de cada país con las autoridades de la Comisión Europea, también sería necesario vías de interlocución horizontal entre las corporaciones profesionales americanas y europeas

El objetivo, más allá de las reuniones que habría previstas para abordar el reconocimiento mutuo, sería acompañar un proceso de adaptación más óptimo que permitiera detectar y abordar problemáticas relacionadas con el ejercicio profesional con mayor rapidez, efectividad y, sobre todo, con consenso.

lunes, 20 de junio de 2016

Recomendaciones CEPLIS sobre TTIP: (2) Articular un reconocimiento mutuo de cualificaciones profesionales seguro y de calidad


Fuente imagen: mastermas.com 
Continuamos con el repaso a las recomendaciones de CEPLIS sobre el TTIP esta semana con un punto que se presenta como esencial si se aprueba el acuerdo. Nos referimos a la armonización del ejercicio profesional y la forma en que se pretende llevarla a cabo. La premisa es clara: articular un reconocimiento mutuo de cualificaciones profesionales con los mayores estándares de control y seguridad. 

  1. No armonizar a la baja los estándares de ejercicio profesional 

Actualmente, según afirman los jefes negociadores del acuerdo, como José Ignacio García-Bercero, el proceso de armonización para el ejercicio de las profesiones que se ha comprometido es el reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales. 

En este sentido, para esta labor de reconocimiento se persigue articular un marco dirigido por las profesiones a ambos lados del Atlántico a través de un comité con pautada periodicidad. «Este comité se activa para las distintas profesiones sobre la base de un informe que elaboran las profesiones que consideran que hay un interés en cerrar un acuerdo de este tipo» como señaló Antonio José Fernández-Martos, director general de Comercio Internacional y de Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad en la sesión que Unión Profesional organizó el pasado 25 de noviembre sobre el TTIP. 

En consecuencia, desde CEPLIS se justifica que los estándares de armonización sobre el ejercicio profesional no se rebajen y se mantengan en sus niveles óptimos. 

2. Aclarar la cualificación que da acceso al ejercicio de una profesión liberal 

Dentro de este apartado, se alude a que se realice un análisis profundo y detallado del volumen de titulaciones tanto en EE.UU. como en la UE que, con sus particularidades —duración, actividad, de profesión regulada, etc.— dan acceso al ejercicio profesional. 

Por ello, desde CEPLIS se defiende que «se procure un consenso sobre las cualificaciones de las que debe disponer un candidato proveniente de una de las partes para acceder al ejercicio de una profesión en la otra parte».


lunes, 13 de junio de 2016

Recomendaciones de CEPLIS sobre TTIP: (1) el TTIP no debe afectar el modelo de ejercicio profesional en la UE

Fuente imagen: euroinnova.edu.es

Dentro de la serie de recomendaciones que manifestó recientemente el Consejo Europeo de las Profesiones Liberales (CEPLIS) sobre el TTIP y cuya explicación iniciamos la pasada semana en este blog, esta semana abordaremos con algo más de profundidad la primera: 



1. Garantizar que el TTIP no afectará al modelo de ejercicio profesional en la UE 

Esta primera recomendación se sustenta en dos ejes fundamentales: 
  • Preservar las legislaciones europeas de profesiones en la UE
En otras palabras, se pretende que el curso de las negociaciones respete y asegure que las normas y textos regulatorios de las profesiones aprobadas y legitimadas por cada miembro de la UE quedan fuera de las conversaciones. 

De este modo, se preservaría el modelo de ejercicio profesional preponderante en Europa. Un modelo articulado a través de las organizaciones colegiales que, a través del instrumento de colegiación, efectúan el control deontológico tanto ex ante, durante y ex post sobre la prestación de servicios de los profesionales. Ello contrasta con la tipología de servicio profesional en los EE.UU. donde el control del ejercicio se realiza esencialmente ex post con los riesgos que conlleva hacia el cliente y paciente. 

  • Facilitar la prestación de servicios transfronterizos 
Por otro lado, la prestación transfronteriza es una de las materias que se están abordando en las conversaciones entre ambas partes y que requerirá un amplio consenso estructurado a través de las cuatro modos de suministro del servicio, que son, de acuerdo con la Organización Mundial del Comercio

  • Modo 1: prestación de servicios desde el territorio de un miembro al territorio de la otra parte (una prestación a través de medios telemáticos) 
  • Modo 2: en el territorio de un miembro a un consumidor de servicios de la otra parte (cuyo ejemplo principal es el turismo) 
  • Modo 3: a través del establecimiento en el territorio de la otra parte con inversión empresarial. 
  • Modo4: mediante la presencia temporal de personas físicas en el territorio de la otra parte 

A tenor de estas modalidades, para los profesionales es interesante el modo 4, en el que España tiene un especial interés, habiendo propuesto el gobierno a la Comisión Europea (CE) y conseguido que ésta plantee la obtención de un cupo de Visa E3 para ciudadanos europeos, que habilita a profesionales altamente actualizados a vivir y trabajar en Estados Unidos durante dos años con su familia.


lunes, 6 de junio de 2016

Serie Profesiones y recomendaciones sobre TTIP

Si hay un tema mediático y polémico en el ámbito de la economía internacional en los últimos meses es el conocido TTIP (Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión). Después de la última ronda celebrada en abril que tuvo lugar en New York y que supone la 13ª desde julio del 2013 se ha constatado que la firma del acuerdo podría retrasarse o incluso suspenderse la negociación. Las razones se encuentran en dos esferas: de un lado, la dificultad de entendimiento y falta de reciprocidad por parte de EE.UU. en el proceso que ha sido reconocida entre otros, por el jefe negociador de la UE, Ignacio García-Bercero; de otro lado, el creciente rechazo social a continuar con las negociaciones que se ha visto reforzado gracias a las filtraciones publicadas recientemente por Greenpeace Holanda en las que se corroboran algunas de las trabas y exigencias de los EE.UU. Tanto es así, que cada vez hay voces más relevantes dentro los gobiernos alemán y francés que dudan sobre seguir con el acuerdo. No obstante, hasta el momento la agenda sigue en marcha y la próxima ronda negociadora se celebrará en julio y se pretende tener al menos un compromiso antes de noviembre cuando finaliza el mandato de Obama en EE.UU. 

Por ello, es de especial interés y materia de este blog dar cuenta de lo acontecido y reflexionar sobre aquellas cuestiones que atañen a las profesiones. Precisamente, el pasado 27 de mayo, se dieron cita en Dublín las profesiones liberales europeas reunidas en el Consejo Europeo de las Profesiones Liberales (CEPLIS), organización internacional de la que forma parte Unión Profesional (UP). Así, actualmente, UP es coordinadora del Grupo de Trabajo sobre el TTIP de CEPLIS en la medida que se han considerado aquellos procesos legislativos internacionales que podrían afectar al ecosistema europeo de las profesiones liberales. 

En este sentido, se manifestaron una serie de recomendaciones de cara a una futura firma del acuerdo que iremos desgranando en este blog durante las próximas semanas. Dichas recomendaciones fueron las siguientes: 

  • Garantizar que el TTIP no afectará al modelo de ejercicio profesional en la Unión Europea 
  • Articular el reconocimiento mutuo de cualificaciones profesionales con los mayores estándares de control y seguridad
  • Otorgar un mayor papel en las negociaciones a las organizaciones profesionales europeas
  • Dotar de mayor independencia y transparencia al mecanismos ICS, anteriormente conocido como ISDS
  • Apartar de la negociación aquellos servicios financiados con presupuesto público
  • Facilitar el acceso a la contratación pública de Estados Unidos a las empresas de servicios profesionales europeas

Mientras, desde Unión Profesional se continua con el proceso de seguimiento sobre esta cuestión y recientemente se ha actualizado el informe de base sobre el TTIP que contiene todo el recorrido de las negociaciones y los puntos clave acontecidos.

jueves, 19 de mayo de 2016

Comercio electrónico y profesiones: seguridad y confianza, como claves

Que cada vez realizamos con mayor cotidianeidad compraventa de bienes, artículos y algunos servicios a través del comercio electrónico es un hecho conocido; que solicitemos y, principalmente, recibamos alguna tipología de servicio profesional aún no es de uso común a todo a el mundo a pesar de su crecimiento. Son algunas de las conclusiones que se extraen del último informe de comercio electrónico que publica periódicamente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Así, el llamado e-commerce alcanzó en España una facturación de 5.302,6 millones de euros en el tercer trimestre del 2015, un 29,2% más que el año anterior. No obstante, este incremento conlleva una serie particularidades que es preciso considerar en torno a la seguridad y la confianza, máxime en la semana en la que se ha celebrado el Día de Internet, centrado en la privacidad de los datos, en esta ocasión. Desde Unión Profesional se publicó una nota al respecto.

  • Las profesiones sanitarias, de arquitectura e ingeniería, las que tienen mayor presencia en e-commerce
Los sectores que concentran la mayor facturación son las agencias de viajes y operadores turísticos con un 20,9%, el transporte aéreo con un 12,9% y las prendas de vestir con un 5,6% del total. En el caso de las profesiones, las actividades de comercio electrónico solo suponen apenas un 0,2% del total de facturación, o lo que es lo mismo movieron 9,8 millones de euros en el tercer trimestre del 2015. Entre las ramas profesionales con mayor presencia en e-commerce destacan fundamentalmente las actividades sanitarias con más de 7 millones de facturación entre cuyos conocidos servicios se encuentran la concertación de citas, tomas de contacto para el servicio profesional o seguimientos periódicos. A continuación se encuentra la rama de arquitectura e ingeniería que generó más de 2,3 millones de euros facturación por prestación de servicios en el mismo periodo. Los servicios sociales, los ensayos y análisis técnicos y los servicios veterinarios, respectivamente, son los más importantes después en términos de volumen facturado. 

  • Reforzar la seguridad y confianza en la prestación y gestión telemática de servicios profesionales
Esta dimensión creciente de la gestión o prestación del servicio profesional a través de canales telemáticos implica una serie de riesgos en materias tan sensibles como la seguridad física o jurídica entre otras, que proporcionan las profesiones. Además, la seguridad en la privacidad de estos datos delicados de clientes y pacientes exige un mayor control si cabe, tanto de infraestructura tecnológica, como de marco jurídico. A su vez, la brecha de confianza puede ser mayor entre profesional y cliente o paciente a través de la gestión telemática. En consecuencia, si este escenario contara con unos criterios aún más claros de seguridad y verificación por parte de todas las instituciones ayudaría a mejorar el cauce del servicio profesional y evitaría posibles casos de intrusismo.